¿Qué es la ventosaterapia o ‘cupping’?

Durante las competiciones de los Juegos de Río 2016 hemos visto a renombrados atletas, como el campeón olímpico de natación Michael Phelps, con unos extraños moratones circulares en la espalda provocados por una terapia con ventosas llamada ‘cupping’. Sigue leyendo y entérate como es esta técnica.

La ventosaterapia o vacuoterapia –el nombre técnico con el que se le conoce en el campo fisioterapéutico- no es nueva; sino que ha sido heredada de la medicina tradicional china. Es más: ‘celebrities’ como Jennifer Aniston, Victoria Beckham, Gwyneth Paltrow, Paris Hilton o Madonna ya descubrieron hace tiempo sus enormes beneficios físicos para mejorar el flujo sanguíneo y relajar la musculatura… ¡pero también para luchar contra la celulitis y el envejecimiento de la piel! Conoce esta tendencia ‘wellness’ que vuelve con fuerza.

 

Son varias las clínicas de belleza y fisioterapia que incluyen en sus cartas de tratamientos este sistema succión de la piel a través de ventosas (que se aplica de forma manual o con pistola) o ‘tazas chinas calientes’ (inspiradas en el método antiguo), que tienen una succión mucho más fuerte, gracias a que son calentadas previamente a alta temperatura. Así, por tanto, explican desde la clínica Chi Spa, la ventosaterapia consiste en ‘aspirar’ ciertos puntos vitales del cuerpo para eliminar bloqueos, tanto musculares como energéticos, que deprimen el sistema inmunitario y favorecen la aparición de enfermedades o dolores de espalda. “Ayuda mucho a relajar, deja trabajar una zona contracturada más profundamente; ya que ablanda la zona y descargar las zonas de tensión. El objetivo es atraer oxígeno a las zonas bloqueadas energéticamente en la espalda. La succión atrae a la sangre, favoreciendo la buena circulación a través de los canales energéticos del cuerpo. El resultado es la eliminación de las toxinas, la activación del sistema linfático y venoso, la tonificación de la piel, y la estimulación del sistema digestivo”.

cupping2-

 

Tratar la celulitis con ventosas

Uno de los métodos más empleados es la vacuoterapia con ‘pistola’ (o una combinación de esta con otras terapias como la radiofrecuencia o infrarrojos) como tratamiento para atacar la celulitis, tanto blanda como dura.” A través de sus ondas y succiones se propaga el movimiento de los líquidos orgánicos que llegan a las células; ayudando a su nutrición, limpieza, regeneración, eliminación, drenaje, etc. De esta manera, se puede tratar todo el cuerpo o zonas específicas de grasa localizada, como muslos, rodillas, caderas y abdomen; eliminando los líquidos estancados, deshinchando todo el cuerpo con una pérdida de volumen notable”, explican desde la clínica Chi Spa.

cupping4-

Hydrafacial: lo último para la piel del deportista

Además, el sistema de ventosas también es empleado en algunos tratamientos faciales para recuperar la piel del deportista que practica deporte al aire libre y sufre las inclemencias del sol, el viento, el sudor… Es el caso de Hydafacial, uno de los novedosos tratamientos que podemos encontrar en la Clínica Carmen Navarro, una de las esteticistas más prestigiosas de nuestro país, y que resulta perfecto para limpiar las células muertas, exfoliar, hidratar y oxigenar la piel de las zonas del cuerpo más expuestas durante el ejercicio, como rostro, cuello y escote. Además sus luces de leds ayudan a la producción de colágeno, lo que refuerza la epidermis dando como resultado una piel más firme y rejuvenecida. “Es muy simple, el procedimiento activa el sistema linfático ayudando a eliminar también la retención de líquidos y mejora notablemente la circulación sanguínea, todo esto con la presión indicada para que no deje marcas ni sea doloroso”.

 

En su versión casera, algunas líneas de cosméticos también apuestan por esta antigua técnica de ventosa para potenciar sus activos anticelulíticos y ayudar a activar la circulación sanguínea y el drenaje linfático, reducir la celulitis y aliviar la tensión muscular. ¡Y sin moverte de casa!

 

Fuente y fotografía: Hola