¿QUIÉNES SON Y QUÉ HACEN LOS SEXÁMBULOS?

Aunque parezca extraño existe un tipo de parasomnia (un trastorno del sueño que no altera el estado de vigilia) que se llama sexomnia, que es la capacidad de masturbarse o mantener relaciones sexuales mientras se duerme. Quienes la padecen son sexámbulos.

Según informó El País de Madrid, este es un trastorno difícil de detectar y de estudiar porque se trata de un tipo concreto de alteración y puede ocurrir de forma esporádica. A pesar de que los datos son difíciles de calcular, se estima que un 6% de la población adulta padece parasomnias.

 

El término sexsomnia fue acuñado en 2003 por el psiquiatra y director del laboratorio de Investigación del Sueño de la Universidad de Toronto, Colin Shapiro, quien publicó un libro sobre 11 casos de pacientes clínicos que presentaban el problema.

 

En su investigación el especialista descubrió que en las mujeres el comportamiento más habitual era la masturbación, mientras que en los hombres eran relaciones explícitas que incluso provocaron abusos.

 

Según el neurólogo español, Diego García-Borreguero, se estima que el 19% de los pacientes sexámbulos gime y realiza vocalizaciones mientras que el 45% hace caricias. En tanto el 7% se masturba mientras duerme y el 42% realiza el acto sexual.

 

Un estudio del Instituto Clínico de Neurociencias del Hospital Clínic de Barcelona sobre la sexomnia llegó a la conclusión de que algunos otros trastornos del sueño -como la apnea y el síndrome de movimientos periódicos de las piernas- podían desencadenar episodios de sexsomnia. Aunque no hay una sola explicación para este tipo de conductas.

 

No obstante, se sabe que el trastorno suele aparecer en las mujeres en torno a la pubertad y en los hombres alrededor de los 20 años. Además, una vez que comienzan se vuelven crónicos.

 

Fuente y fotografía: El Nacional