¡Razones para lavar ropa nueva!

El Salvador

No hay nada como la ropa nueva.

A todos nos gusta la ropa nueva. Nos sentimos bien al salir de la tienda con ella. Incluso nos gustaría estrenarla de una.

La ropa nueva tiene todo tipo de pros, te hace sentir fresca y renovada, no hay un mejor sentimiento que el de sacar lo feo del armario y colocar todo lo nuevo, bueno tal vez si lo haya. El sentimiento de ponerse la ropa nueva y salir a pasear.

Pero hay algunas cosas que se deben hacer antes de ponerse la ropa. No, no hablo de llegar a la casa y ponérsela mientras dejamos la otra en el cesto de la ropa sucia.

Hay una cosa, que a muchos se les olvida y hay algunas personas que simplemente no acostumbran a hacerlo.

Lavarla.

Siempre hay que recordar que primero se debe lavar. Aunque la prenda comprada  te enamoró al verla y que de cerca no se nota, nuestra querida ropa nueva no está del todo limpia, pues para llegar a la tienda fue procesada, pintada y manipulada por distintas manos,  pasó un largo viaje en distintos medios de transporte, para luego llegar a la tienda y durar días y días esperando para ser llevada, también recuerda  que antes de ti, hubo algunas personas que al igual que tu sintieron atracción por ella, y se fueron al vestidor a ver si les gustaba puesta. Así que antes de llevar, polvo y el sudor de alguien más todo el día, recuerda, lavar la ropa nueva.

Posiblemente, muchos se asquearan al leer esto, pero así es mejor, es mejor ser asqueado que desaseado. Que la ropa sea nueva no la convierte en limpia. Nuevo no es sinónimo de limpio.

LaBombacha.com por Ariana Gil

Facebook / La Bombacha (Revista)

Instagram / la_bombacha

Twitter / @lbombacha