Reír no cuesta nada así que descubre sus beneficios 

Es una forma de ser feliz así  que reírse a carcajadas mejora nuestra salud física y emocional. lee y entérate el ¿Por qué?

Varios estudios e investigaciones han intentado hallar la influencia que tiene la risa en nuestra salud mental y física. De hecho, todos somos conscientes que reírnos es algo sano y que pone a funcionar ciertos músculos que raramente usamos en nuestra vida diaria. Además, la risa también genera en nuestro organismo ciertas hormonas que nos proveen de felicidad y buen humor.

 

Reír es una medicina históricamente reconocida

La capacidad para mejorar nuestro estado de ánimo que tiene la risa no es algo que los humanos hayamos descubierto recientemente. Los beneficios de la risa son conocidos desde hace siglos, prueba de ello son los escritos de Platón o Sócrates, que ya concebían la carcajada humana como una fuente de placer.

 

El propio Sigmund Freud, más recientemente, declaró que la risa es una clave esencial para liberar tensiones y energías negativas. En muchas culturas, la risa ha sido un elemento importante para lograr la armonía cuerpo-espíritu, como por ejemplo en la filosofía hinduista.

 

Desde la psicología, la risa también ha sido contemplada como un recurso para fomentar el bienestar psicológico y la salud de los individuos. Su forma más conocida es la Risoterapia, una terapia basada en el buen humor y en los efectos positivos para nuestra mente que tiene el sano hábito de reír.

¿Cuáles son exactamente los beneficios de la risa?

Reírse es importante en nuestras vidas. Es una manera sana de mantener nuestro cuerpo y nuestra mente en buena forma.

 

Beneficios físicos de la risa

Activa músculos que no utilizamos habitualmente. Cuando reímos a carcajadas nuestro cuerpo se activa y más de 400 músculos se mueven. Esta contracción y relajación muscular es la que posibilita la risa misma. La risa provoca un nivel de actividad física similar a cuando hacemos running moderado. ¿Has notado que cuando te ríes por un buen rato llegan a dolerte los abdominales?

Fortalece nuestro sistema inmunológico. La risa hace que nuestro cuerpo genere más Inmonuglobulina A y linfocitos T, unos anticuerpos que se encargan de luchar contra virus y bacterias. Esto hace que nuestras defensas se refuercen y, por tanto, que nuestra salud sea más resistente.

Quema grasa corporal. Al reír, nuestro abdomen y diafragma se contraen, de forma que facilitan el proceso digestivo, eliminando grasa y toxinas de nuestro cuerpo, y mejorando la regulación intestinal.

Nuestro cuerpo recibe más oxígeno. Entre carcajada y carcajada, recibimos más del doble del oxígeno que respiramos en situación de reposo. El esfuerzo que hacen nuestros músculos precisan de mayores niveles de oxígeno en sangre. Si conoces a alguien que tiene ataques de risa, habrás notado que puede llegar un momento en que se note algo asfixiada. Esto puede deberse a que sus músculos están ejercitándose mucho, o bien a que ha inhalado demasiado oxígeno, produciendo el mismo síntoma de ahogo.

 

Beneficios psicológicos de la risa

Liberamos endorfinas. Cuando reímos, segregamos una hormona llamada endorfina, que está muy asociada a la sensación de felicidad. Cuanto mayor es la intensidad de la risa, más segregación de endorfina genera nuestro sistema nervioso, y con ello más sensación de placer y bienestar sentimos. Además, la risa también nos hace segregar dopamina y serotonina, sustancias que combaten algunos trastornos del estado de ánimo como la depresión o la ansiedad.

Un potente antiestrés. Además de las hormonas y su beneficioso efecto en nuestro estado de ánimo, la risa también tiene la capacidad de activar muchos músculos que, una vez hemos parado de reír, vuelven a relajarse. Esto aumenta un estado de distensión física y también psicológica. Una buena manera de combatir los pensamientos negativos y el lastre emocional.

Mejora el funcionamiento de nuestro cerebro. Otro hormona (neurotransmisor) que segregamos cuando reímos es la catecolamina, que está implicada en el correcto funcionamiento de nuestro cerebro. Este neurotransmisor también tiene la capacidad para mejorar nuestra memoria, el rendimiento académico y la agilidad mental.

Nos hace más sociables. Cuando compartimos buenos momentos con amigos o compañeros y reímos en este contexto social, estamos compartiendo experiencias únicas y positivas, cosa que mejora nuestra socialización. Las risas en común pueden mejorar nuestras relaciones interpersonales.

Aumenta la autoestima. La risa nos permite dejar a un lado el sentido del ridículo y tomarnos la vida con buen humor y con más distensión, cosa que puede acarrear una mejora en nuestra autoestima.

Fomenta nuestro optimismo. La risa nos aporta un estado de ánimo positivo. Cuando estamos de buen humor, es habitual que generemos más pensamientos positivos. la risa puede servirnos para relativizar las dificultades y empezar a crear un buen estado mental que nos lleve hacia el optimismo.

 

Varias conclusiones sobre la risa

Está claro que la risa es una de las mejores terapias naturales que existen. Por todo lo explicado, la filosofía y la ciencia van aumentando año tras año nuestro conocimiento sobre el buen humor y la capacidad de éste para influir positivamente en nuestra salud y en nuestro estado de ánimo.

 

Así pues, dejemos fuera por unos momentos las preocupaciones del día a día y aprendamos a disfrutar de todo aquello que es capaz de provocarnos una carcajada.

 

Fuente y fotografía: Psicología y mente