Remedio para las picaduras de abeja

Cuando las abejas pican, introducen en la piel su aguijón con un saquito que contiene un veneno ácido. Después de picarnos, las abejas mueren pero su veneno ya está en nuestra piel. A continuación,  explicamos un remedio para las picaduras de abeja.

primero de todo, es muy importante no apretar el saquito que las abejas introducen en nuestra piel cuando nos pican, ya que si lo hacemos el veneno se introducirá en nuestra piel.

Desprende el saco y el aguijón con una aguja.

  • Si el aguijón está clavado, quítalo raspando hacia fuera con el borde de una tarjeta de crédito o similar. No utilices pinzas ni presiones con los dedos, ya que se puede apretar el saco de veneno.
  • Aplica una compresa o gasa empapada en una disolución acuosa saturada con bicarbonato sódico (sustancia alcalina) o bien pon sobre la picadura una pasta hecha con una cucharada pequeña de bicarbonato y unas gotas de agua y deja que se seque.
  • Para extraer el veneno que haya podido penetrar en la piel, deberás poner en la zona un emplasto de arcilla.

 

 

Fuente y fotografía:  Un Como