Resalta tu belleza todo el año, cambiando tan solo 7 cosas.

Ha llegado el momento de hacer repaso del año y cumplir esos objetivos beauty que no se te van de la cabeza… Pero tampoco te vuelvas loca ni seas demasiado exigente contigo misma, solo con cambiar pequeñas cosas te sentirás mejor y eso se reflejará en tu belleza.

 

  1. No sin tu protector solar. La piel tiene memoria y recuerda todas las tardes que te has expuesto al sol sin contemplaciones. Sí sí, al astro rey, ese gran culpable del envejecimiento prematuro de tu dermis, de la aparición de manchitas… Por eso tu primer propósito es que no saldrás de casa sin aplicarte un protector solar de amplio espectro que proteja de los rayos UVA y UVB.

 

  1. Bye, bye tabaco. Sabes que no es no nada bueno para tu salud, tampoco para tu economía pero es que también puedes encontrar razones cosméticas para dejarlo. Y es que el tabaco afecta a los niveles de colágeno y elastina de tu piel, envejeciéndola.

 

  1. Hidrátate cada día. Bebe dos litros de agua al día para mejorar el aspecto de tu dermis y no te olvides de aplicar una crema adaptada a tus condiciones.

 

  1. Sigue una dieta equilibrada. La piel es el reflejo de lo que ingieres por eso es recomendable mantener una alimentación rica en omega3, verduras, frutos secos y antioxidantes naturales que sirvan para ayudar a tus células. Lo mejor es que evites los productos que provocan reacciones inflamatorias en la piel como el alcohol o los azúcares refinados.

 

  1. Duerme bien. Durante tus horas de sueño es cuando tus células aprovechan para repararse, por eso resulta fundamental tener un descanso adecuado.

 

  1. Haz ejercicio. Cuando realizas deporte moderado activas la circulación de la sangre lo que ayuda a oxigenar las células y optimizar su rendimiento. Además, te sentirás más ágil y tu figura lo agradecerá.

 

  1. Relájate. Si eres de las que no puede desconectar nunca, apúntate a clases de yoga. El ritmo frenético también afecta a las células de tu piel haciendo que envejezcan más rápidamente.

Fuente: Cosmopolitan