Rescatados 149 cachorros de morir electrocutados para hacer sopa picante

La asociación ha actuado durante la temporada de Bok Nal, un festival en el que mueren más de 2,5 millones de perros en Corea del Sur

Muchas son las culturas que critican y atacan a las sociedades que comen carne de perro o de otros animales que son tratados aquí como mascotas. Otras ven lamentable que en el mundo occidental se coma carne de vaca o cerdo. Cada vez se extiende más, por su parte, la certeza del consumo excesivo de carne como algo negativo para la salud y para el medio ambiente. Una de las cosas que genera más acuerdo, sin embargo, son los malos tratos hacia los animales, como el que ha detenido Humane Society International al salvar 149 cachorros de ser electrocutados para ser vendidos en el mercado en Corea del Sur.

 

La asociación ha actuado durante la temporada de Bok Nal, un festival en el que mueren más de 2,5 millones de perros para usar su carne para hacer sopa picante. Los perros rescatados fueron trasladados a refugios de animales en los Estados Unidos para ayudarles a tener una nueva vida.

Los 149 cachorros pudieron ser rescatados cuando el responsable de un centro de cría de cachorros para carne pidió ayuda a HSI para cerrar su propia ‘granja’ en la localidad rural de Yesan. Según apunta la entidad, el denunciante pretendía cerrar el centro para dedicar las tierras al cultivo en vez de a la matanza de cachorros.

Los voluntarios de Humane Society International rescataron a los animales enjaulados
Los voluntarios de Humane Society International rescataron a los animales enjaulados (Humane Society International / Twitter)

Los refugios de acogida se encuentran en Florida, Nueva Jersey, Indiana, Nueva York, Wisconsin, Illinois y Pensylvania. No todos los animales han podido ser salvados, ya que quince cachorros y aún no se pueden separar de sus madres por lo que se esperará hasta que crezcan unas semanas.

Al año más de 2,5 millones de perros son criados en miles de granjas de carne de Corea del Sur. La granja de Yesan es la novena granja de carne de perro que HSI ha cerrado permanentemente desde 2014.

 

La oposición a este tipo de prácticas está creciendo entre los ciudadanos y políticos coreanos, e incluso el recién elegido presidente Moon Jae-in adoptó recientemente un perro llamado Tory, rescatado de una granja de carne de perro.

 

Fuente y fotografía: El  Vanguardia