Rostro radiante gracias a la miel

Aprende cómo preparar un tratamiento humectante casero que dejará la piel de tu rostro suave y luminosa

Tu piel absorbe aproximadamente el 60 por ciento de lo que le aplicas, por lo que es recomendable que utilices en ella productos lo más naturales y básicos posible.

La miel es uno de los ingredientes clave de muchos tratamientos exfoliantes e hidratantes que se venden actualmente, debido a sus  propiedades capaces de combatir los microbios, que limpian la piel mientras que también la hidratan. En su forma más pura y combinada solo con un par de ingredientes más, la miel puede resultar en un tratamiento eficaz y refrescante hasta para la piel más sensible.

Prueba a preparar esta sencilla receta casera, ideal para dar un aspecto y sensación de luminosidad a tu cutis. Empléalo antes de algún evento o salida importante para que luzcas divina.

TRATAMIENTO HUMECTANTE CON MIEL

Para una aplicación

Ingredientes

1 cucharada de miel

¼ de plátano

1 cucharadita de avena

1 cucharadita de yogur natural (sin sabor)

Preparación

En un recipiente pequeño, coloca el plátano (aplástalo con la ayuda de un tenedor), la miel, el yogur y la avena. Mezcla hasta que todos los ingredientes estén muy bien incorporados.

Uso

Limpia tu rostro y aplica, evitando el área alrededor de los ojos. Deja actuar por 15-20 minutos. Enjuaga con agua tibia.

Fuente y fotgrafía: Vanidades