¿Se está convirtiendo Brooklyn Beckham en un joven ‘clon’ de su padre?

La prueba, en imágenes…

David y Victoria Beckham forman una de las parejas más admiradas del mundo, y muchos de sus rasgos más característicos pueden verse reflejados en sus cuatro hijos. Tanto en cuanto a hobbies y habilidades (el fútbol y la moda están muy presentes en la vida de sus niños) como en lo referente a su físico. Cruz Beckham, por ejemplo es idéntico a su madre, y la pequeña Harper, de momento, parece haber cogido cualidades de ambos. Si bien a simple vista el que más se parece a David es Cruz, a medida que va creciendo Brooklyn, el mayor de los cuatro hermanos, cada vez tiene más cosas en común con el exfutbolista. Sobre todo, estilísticamente hablando.

 

  1. Rubios al poder

brooklyn1-z

Mucho ha cambiado el look de David Beckham en todos estos años. A su hijo Brooklyn, sin embargo, hasta ahora no le habíamos visto experimentar demasiado con su pelo, que siempre había sido relativamente oscuro. Pero hace unos días sorprendió a sus seguidores en Instagram con esta fotografía en la que muestra su cabello mucho más claro, con un tono similar al que su padre ha llevado en algunas ocasiones.

  1. Recuperando tendencias

brooklyn2

Durante algún tiempo, la imagen de David luciendo este peinado con coleta fue muy habitual, tanto dentro como fuera del terreno de juego. Una tendencia que ahora, años después, ha recuperado su hijo mayor. En alguna ocasión, también hemos visto a su hermano Romeo con este look.

  1. En plena forma

brooklyn5

David Beckham tiene muy claro lo importante que es cuidar su cuerpo, especialmente habiendo dedicado su vida al deporte, y parece que ha sabido transmitírselo a su hijo mayor, que también intenta mantener una buena forma física.

  1. Compartiendo complementos

brooklyn7

David y Brooklyn tienen un estilo tan similar ¡que hasta se dejan la ropa! O al menos algunos accesorios, como este sombrero que los dos han utilizado recientemente.

  1. ¿Encuentras las siete diferencias?

brooklyn9

No solo se asemeja a él por su estilo, sino también por su sonrisa misteriosa, su forma de posar e incluso su actitud ante las cámaras. Está claro que Brooklyn, que a sus diecisiete años ya brilla solo, es un digno heredero del carisma de su padre.

Fuente y fotografía: Hola