Getty images

La colombiana contó cómo lidia con la crianza de su hijo.

Getty images
Getty images

Aunque la cantante Shakira siempre se ha jactado de ser un espíritu libre, su papel de madre de Milan (23 meses) -fruto de su relación con el futbolista Gerard Piqué- le ha ayudado a encontrar su propia vena “autoritaria” para inculcar a su hijo sentido de la disciplina sin dejar por ello de mimarle.

“Creo que es muy importante ser autoritario, pero siempre me aseguro de que mi hijo se sienta querido, valorado y protegido”, explicó la colombiana en un encuentro organizado por Fisher-Price con sus fans a través de las redes sociales, durante el que también desveló que su filosofía educativa tiene mucho que ver con la que utilizaron con ella sus propios padres: “Siempre he estado muy unida a mis padres. Aprecio los valores que me enseñaron y los intento compartir con mi hijo”.

No cabe duda de que la capacidad de Shakira -quien en la actualidad está esperando su segundo hijo junto a Piqué- para mostrarse severa con su pequeño cuando la ocasión lo requiere le resultará enormemente útil si finalmente decide cumplir su sueño de formar una familia numerosa, aunque eso sí, sin llegar al extremo de formar “su propio equipo de fútbol”, una intención que ella misma se encargó de proclamar a los cuatro vientos tras el nacimiento de Milan.

“Quizás fui un poco ambiciosa cuando dije eso [de que quería tener mi propio equipo de fútbol]. Con dos o tres niños ya estaría bien. Y me gustaría tener una niña”, aseguraba recientemente la cantante a la revista Parents.

Fuente: Eoline