Si quieres tener un vientre plano, ¡incluye fibra en tu dieta!

Una alimentación incorrecta es una de las principales razones por las que no conseguimos tener un abdomen como el de Miranda Kerr, Gigi Hadid o Kendall Jenner. Por ejemplo, entre otros alimentos, para una dieta equilibrada nunca debería faltar el aporte diario recomendado en fibra; ya sea para adelgazar o, simplemente, porque queremos cuidar de nuestra salud. Y es que la fibra nos protege frente a la diabetes, enfermedades cardiovasculares, colesterol, etcétera; pero también ayuda a conseguir un vientre plano. La nutricionista de Hola En Forma, Marta Lorenzo, resalta algunas de sus virtudes……….

Es importante remarcar que la fibra por sí misma no hace que una persona baje de peso sin más; sino que actúa indirectamente, es decir, por sus propiedades ayuda a bajar de peso.

 

Entre otros beneficios, la fibra mejora el tránsito intestinal evitando el estreñimiento, y con ello los gases y la retención de líquidos. Al conseguir reducir los gases y los líquidos, la sensación de hinchazón desaparecerá en gran parte y conseguiremos un vientre más plano y, gracias a la mayor evacuación de heces, conseguiremos pesar menos que cuando estábamos estreñidos. Además, la fibra evita la absorción de grasas a nivel intestinal, y las elimina a través de las heces. Aunque hay que tener cuidado con el exceso de fibra ya que podría darse el efecto contrario dando lugar o una obstrucción abdominal, gases y meteorismo. Por ello, no debemos sobrepasar los 25-30g diarios.

Por otro lado, la fibra tiene efecto saciante haciendo que tengamos menos apetito y, por lo tanto, comeremos menos; lo que facilita la pérdida de peso. Como consejo, para aumentar la sensación de saciedad que produce, os recomiendo tomar un vaso de agua después de ingerir el alimento rico en fibra haciéndolo más grande en el estómago y dando lugar a sensación de plenitud.

Además, los alimentos más ricos en fibra son de origen vegetal como frutas y verduras, cereales integrales o legumbres y, por lo tanto, alimentos con menos calorías y más saludables:

 

Frutas y verduras en general

Patatas

Legumbres ( guisantes secos, judías secas, lentejas)

Pan integral de grano no refinado

Pan de centeno

Cereales (mijo, amaranto, copos de avena, centeno, espelta)

Harina integral

Arroz con cáscara, arroz salvaje, arroz jazmín, arroz Basmati

Pasta integral

Frutos secos

En el caso de practicar ejercicio y querer bajar de peso estos alimentos no deben faltar en la dieta, aportándolos sobre todo antes de realizar ejercicio pero en cantidades moderadas y elaboradas con métodos de cocinados bajos en grasa.

 

Fuente y fotografía: Hola