Sigue estos tips para desestresarte (¡Y a la vez te estarás consintiendo!)

Si eres de las que no descansan, seguramente terminas tu día sin energía y contando las horas para el fin de semana.  Mientras llega ese momento, puedes probar estas alternativas que te daremos para desestresarte, y te aseguramos que te sentirás más relajada al instante:

Date un auto masaje Ayurvédico:

 

Este tipo de medicina alternativa, es maravillosa porque busca balancear el cuerpo, la mente, y el espíritu.  Busca un aceite especial con propiedades calmantes y date un masaje todos los días.  Es increíblemente relajante y desintoxicante.

 

Toma un té calmante:

 

Una bebida como el té Vata, tiene ingredientes como raíz de regaliz, jengibre orgánico, cardamomo y canela, que te ayudan sobre todo cuando te vas de viaje y te sientes inquieta y agotada al llegar a tu destino.

 

Haz un ritual para dormir:

 

Hay cosas que debes abandonar antes de ir a la cama, como revisar tus equipos electrónicos.  Así que dile adios al Ipad, y en vez de eso, cambia por tomar un buen vaso tibio de leche y luego darte un masaje en los pies con un aceite esencial.  Ponte bien cómoda y lee algo que sea inspirador o espiritual.  Y una vez que hayas puesto tu cabeza en la almohada, es tiempo de recapitular: recuerda que hiciste y a donde fuiste sin hacer ningún juicio, y si sigues despierta, tomar 3 respiraciones profundas, y deja ir el día. Encuentra algo por lo que te sientas agradecida y relájate hasta quedarte dormida.

 

Hazte faciales caseros:

Toma un break y aplícate alguna mascarilla exfoliante; mientras hace su trabajo, toma una taza de café o té para sentir como si tuvieses tu propio spa en casa.

 

Píntate las uñas:

Aunque no lo creas, esta actividad resulta altamente desestresante, tal vez es porque centras tu atención en tus manos y que quedan impecables, distrayéndote de todas las tareas cotidianas que pueden causarte ansiedad y tensión.

Puedes tener tus propios rituales para desestresarte, lo importante es que no te olvides de ellos y siempre encuentres un tiempo ¡para ti misma!

 

Fuente y fotografía: Eonline