En Tiempos nada Fáciles, todas las posibilidades existen!

En épocas de  caos o desorden siempre hay personas “encendidas” que nos guían. Son como la luz del sol atravesando una vidriera para inspirarnos, para darnos Fe en esos momentos en que se pierde el rumbo, los ánimos y el norte de nuestras brújulas vitales. Son medicina para el corazón en instantes de adversidad.

Hemos de admitirlo: todos necesitamos a alguien que se preocupe por nosotros. Podemos amar nuestra independencia, nuestra orgullosa autosuficiencia y pensar incluso que nosotros mismos llevamos el sol por dentro. Sin embargo, cuando hay tempestad por fuera tarde o temprano surgen las goteras de la tristeza, los coladeros del miedo, el insomnio y ese desconcierto vital que solo el apoyo afectivo, la empatía y el cariño pueden aliviar.

“A veces, nuestra luz se apaga y se vuelve a encender por la luz de otra persona”

-Albert Schweitzer-

Ahora bien, aquí llega el dato curioso: desde la psicología social nos revelan que conferir apoyo emocional es un arte que no todo el mundo sabe ofrecer de forma adecuada. Por curioso que nos parezca, en ocasiones, quien más nos quiere puede darnos un tipo de atención tan desmesurada capaz de generar en nosotros cierta sensación de dependencia, de ineficacia o debilidad.

El tipo de apoyo más eficaz es aquel que está siempre presente pero de una forma sutil, envolvente y auténtica.

Hablamos también de ese tipo de ayuda donde ninguno de los dos miembros sentirá que está en deuda el uno con el otro, porque no hay “donantes” y “receptores” de afecto, lo que hay es un vínculo donde habita una reciprocidad fluida, sutil y maravillosa.

 

Te propongo reflexionar sobre este tema tan común hoy día y a la vez, dotado de diversos matices.

Una de mis recomendaciones es llenarte cada día  de la maravilla de la vida desde que inicias el día al abrir la ventana al mundo detente respira y conecta con todo lo humanamente posible que tienes y ve que todo puede ser posible y no dejes apagada la luz interior que grita cada día que si se puede! Que no será de inmediato pero que si se puede! En el tiempo perfecto de Dios y cuando estemos preparados.

Todo llega cuando tiene que llegar ni antes ni después!

 

 

 

LaBombacha.com por Karina Figueroa