Tips para tener un rostro sin arrugas

La edad, las condiciones del medio ambiente y los malos hábitos pueden dañar la piel, haciendo que tu cara luzca maltratada y se vuelva cada vez menos lisa. Por eso, te damos algunos consejos para que puedas mantener una bella imagen por más tiempo.

Incluye en tu dieta alimentos que contengan vitamina C, como tomates, espinacas, lechugas y aguacates. De esta manera aumentarás la producción de colágeno y elastina en tu organismo, provocando que tu piel se mantenga resistente y se regenere más rápido.

No abuses de las camas de bronceado. Las radiaciones que emiten estos aparatos maltratan tu piel y la deshidratan, facilitando la aparición de arrugas.

Evita fumar. El cigarro reduce la circulación de la sangre y, por lo tanto, reduce el oxígeno y los nutrientes que llegan hasta tu cara, generando la aparición de arrugas

Recuerda que el sueño es necesario para mantener un rostro joven y bello. Dormir boca arriba es la mejor forma de evitar las arrugas mientras estás durmiendo.

Cuida la salud de tus ojos. Cada vez que forzas tu vista, las cejas y los párpados se encogen, generando arrugas en tu cara.

Desmaquilarte antes de dormir y realizar una limpieza facial diaria, tanto por la mañana como por la noche, es fundamental para lucir un cutis radiante.

Intenta mantenerte en tu peso ideal. Adelgazar y engordar de manera constante hará que tu piel pierda elasticidad y se arrugue.

Aprende a relajarte y evita el estrés. Las personas que viven deprimidas y tensas tienen más posibilidades de envejecer prematuramente.

Usa protector solar todos los días, incluso en los nublados, para proteger tu piel de los daños que provocan los rayos ultravioleta.

Hidrátate. La piel necesita agua diariamente para no resecarse y mantenerse lisa.

Usar una crema hidratante, diseñada para tu tipo de piel, te ayudará a cuidar tu rostro y evitar la aparición de arrugas.

Algunos accesorios, como los sombreros y los lentes de sol, no sólo le darán más estilo a tu ‘outfit’, también protegerán tu cara de los rayos ultravioleta.

 

Fuente y fotografía: Vanidades