Una buena y eficaz manera de estudiar

Young Student Using Her Laptop In A Library Fotografía de: VIX

Las personas tienden a creer que estudiar bien y eficaz es saturándose de mucha información. Aglomerando libros a un lado del escritorio o abriendo muchas páginas en Internet acerca de un tema. Tener al alcance toda la información posible y tratar en todo lo posible de grabarla en el disco duro personal.

Y, además de todo ese esfuerzo buscan estudiar en un periodo de tiempo extenso y agotador, teniendo la falsa creencia de mientras más tiempo le dedicas al estudio, más aprendes. Y eso es completamente un error.

Para estudiar y aprender algo de la manera correcta no es necesario tener toda la información del universo al alcance, tan solo es importante tener claro cuáles son los puntos a estudiar, marcar objetivos de la investigación, entre otras palabras: Establecer bien que es lo realmente importante para el estudio.

Cuando ya se tienen bien establecidos los objetivos, se pone en práctica el estudio.

El estudio no es algo que deba ocupar 23 horas de las 24 horas diarias. Se deben de establecer horarios de una hora a dos de estudios, con periodos de 10 minutos de descanso cada 30 minutos de estudio.

Sí. Suena loco… ¿40 minutos de estudio al día? Es todo lo que se necesita si se hace de manera correcta. Leer bien, buscar entender lo que se estudia sin saturar el cerebro de información forzándolo a entender lo que no entiende. Esa no es la mejor manera de estudiar, pues al final del día simplemente se tendrá un cerebro agotado y nada de información relevante retenida.

También es recomendable conocerse, no todas las personas entienden igual, ni aprenden las cosas de la misma manera, por lo tanto una buena manera de estudiar es conseguir de qué manera se logra aprender mejor, no tratar de imitar el método de los demás.

Una vez establecida la mejor manera de estudio, se aplica el horario.

Una idea para descubrir como tu persona aprender mejor, es descubriendo si se es una persona visual, auditiva o kinestésica. Una forma de detectarlo es preguntándose ¿cómo se me graban mejor las cosas?

Un ejemplo puede ser: alguien que quiera aprender una placa de un carro. ¿Cómo se graba mejor? ¿Leyéndola?  ¿Escuchándola? o ¿Leyéndola en voz alta y anotándola?

Si se es una persona visual, lo mejor es leer libros y ver documentales acerca del tema. Los documentales también son buenos para las personas auditivas al igual que escuchar audio libros y escuchar a alguien hablando del tema. Las kinestésicas necesitan leer en voz alta y crear guías de estudios.

Y así es como se estudia bien y de manera eficaz. En tiempo de calidad, dedicado y bueno. Estudiando lo más relevante del tema y con el método específico según el tipo de aprendizaje.

LaBombacha.com por Ariana Gil

Otros títulos de la autora:

Cosas que se deberían hacer al despertar

¿Qué es el lenguaje del amor?

Guía para una lectura más completa y enriquecida

Las mejores 5 películas cómicas románticas para adolescentes

La manera más divertida y sencilla de aprender de mitología griega y romana.