Una modelo esquelética denuncia en Instagram que Louis Vuitton

Ulrikke Hoyer iba a participar en el desfile de la casa de moda pero no pasó las pruebas del casting por tener «la cara y el estómago hinchados»

La modelo Ulrikke Hoyer, conocida por haber sido una tenista profesional y por trabajar en varias firmas de moda importantes como Valentino, Versace, Hugo Boss, John Galliano, ha sido rechazada en un casting por ser «demasiado grande». Una situación que «sorprendió» a la modelo porque tiene una talla 34-36.

 

Al parecer, la top acudió el pasado fin de semana del 13 de mayo a Tokio para participar en el desfile crucero de Louis Vuitton. Pero para su sorpresa, la maniquí no pudo participar. Tras probarse las prendas durante la prueba recibió la llamada de la encargada de la prueba para contarle que había habido algún problema.

 

Al parecer, pese a sus espectaculares medidas, le dijo que tenía «la cara y el estómago hinchados», además de que estaba demasiado gorda. A lo que añadió: «Necesitas beber sólo agua durante las próximas 24 horas». Así lo ha contado la propia modelo que ha realizado una denuncia a través de su cuenta de Instagram, en la que explica cómo sucedieron los acontecimientos.

View this post on Instagram

A post shared by Ulrikke Hoyer (@ulrikkehoyer)

Fuente y fotografía: ABC