VIDA EN TERCIOPELO: 5 ACCESORIOS PARA TU HOGAR

De textura suave y disponible en una gama increíble de colores, el terciopelo es uno de los textiles más versátiles al decorar

 

Desde hace semanas, todas las firmas de diseño, blogueros y revistas especializadas solo hablan de una cosa: del terciopelo. Sin duda es la tela de la temporada, con gran presencia en las colecciones de moda y, por supuesto, también del hogar. Éste se caracteriza por su vistosidad y por el toque de lujo que aporta a las habitaciones.

 

Si estás pensando en cambiar los accesorios para los últimos meses del año, toma nota de estas sugerencias y enriquece tu casa:

 

Cojines. Los acentos más populares se renuevan con fundas en colores pasteles -si se trata de dormitorios; o más profundos, como el malva, el bronce y el verde esmeralda o azul medianoche para las salas de estar, bibliotecas. Lo mejor es que solo necesitas unos pocos metros, aguja e hilo para hacerlos. Después, solo juega con la simetría.

Pinterest
Pinterest

Mantas decorativas. Delicadas y ultra cómodas, estas especies de cobijas se usan drapeadas en los espaldares de sillas y sofás, o dobladas al pie de la cama. ¿Tienes una bonita cobija en el clóset de lencería? Aprovecha la tendencia y conviértela en reversible con una capa hecha en terciopelo.

cottagehaveninteriors.com
cottagehaveninteriors.com

Caminos de mesa. Para cambiar un poco la visual, coloca un camino con estampados florales o botánicos y algunas velas en los extremos de la mesa central, y verás cómo cambia en solo minutos.

Papel tapiz. Otra de las formas de usar terciopelo en el interior de tu casa es mediante papel tapiz. Aunque es algo costoso, puedes limitarte a una pared, un par de columnas o una estancia.

aliexpress.com
aliexpress.com

Lámparas. Una idea para las más eclécticas es variar las pantallas de las lámparas. Además de estar reciclando, es algo muy sencillo de hacer. Fórralas en terciopelo y termínalas con alguna cinta. Crearás una atmósfera cálida y muy moderna. Si no encuentras un lugar adecuado, ¡empieza por tu tocador!

Fuente y fotografía: Eme de Mujer